Patrimonio Digital

Piérdete por las calles de Campillo de Altobuey y vuélvete a encontrar

Dicen que, para conocer bien un sitio andando, no debemos superar el trote de un perro. Con esa premisa pausada y abandonando la posición segura del mapa os invitamos a perderos por el casco urbano de Campillo de Altobuey y sus alrededores.

Si empezamos por la calle del Cristo, la más cercana a la Plaza Nueva, tendremos una visión general bastante atractiva de algunos edificios que embellecen la calle citada. Lo que más llama la atención son las ventanas con rejerías tradicionales y puertas adinteladas con arcos de medio punto.

Unos pocos pasos habremos dado para encontrarnos con la Iglesia del Cristo (de la que se tiene constancia antes de 1700) que comparte espacio con la Casa de la Cultura que, durante muchos años, sirvió de hospital para los parroquianos y viajeros que pasaban por la localidad.

Vamos a llegar a la calle Larga, y es en el número 2, haciendo esquina con la Plaza Nueva, donde podemos contemplar el que para muchos es el edificio civil más bonito de Campillo de Altobuey. No queremos desvelar por qué de esa afirmación, así que invitamos a los viajeros curiosos a que se detengan a verla tranquilamente.

Finalizando la calle Larga se encuentra la ermita de la Trinidad (también denominada del Padre Eterno), la cual, junto con la de San Roque, es la única ermita de más de cuatro siglos que se mantiene en pie en Campillo de Altobuey y es coetánea de la iglesia parroquial y la ermita de santa Ana.

Esta ermita, de una sola nave, posee un retablo manierista de dos cuerpos con un gran sentido contrarreformista (recordemos que la Contrarreforma fue la respuesta de la iglesia católica a la reforma protestante llevó a cabo Martín Lutero). Es un espacio que invita a reflexionar, a pausarse y mirar sin prisas.

Es momento de tomar la tranquila calle Toledillo. Es en el número 4 (haciendo esquina con la calle Coheteras) donde nos encontramos de nuevo con un edificio elegante de dos plantas y basamento de piedra. Hay que fijarse en sus balcones, en su elegante alero apoyado en ménsulas y sus tres torrecillas circulares.

No muy lejos, la nostalgia de las actividades de ocio pasadas nos va a atrapar cuando veamos la fachada del ya cerrado Cine España, un entrañable cine de pueblo que bien podría ser su particular Cinema Paradiso.

Paralela a la calle Toledillo, tomamos dirección por la calle Madrid. En sus números 2, 11 y 13 nos esperan tres edificios rehabilitados que han sabido respetar la distribución reutilizando las portadas antiguas.

Por la calle de la Alameda podremos descubrir una de las pocas ermitas que se conservan en Campillo de Altobuey, la de san Roque. Documentos acreditan su origen a principios del siglo XVII, aunque la obra que veréis es muy posterior. Lo más destacado en ella es su altar mayor donde pueden contemplarse un par de paneles cerámicos del artista Manuel Rivas Alarcón.

Este breve, pero intenso recorrido, es una pincelada de un callejear sin prisas.

Esta también es una invitación a que en este breve pasear charlen con los vecinos que se encuentren, pues su amabilidad y orgullo de ser campillanos hará de vuestro deambular una experiencia que siempre recordaréis.

Felices pasos.

Guía gratuita 🎁

Suscríbete a nuestro boletín quincenal y te enviaremos nuestra guía exclusiva de Campillo de Altobuey.

¡Para sacar el mejor partido de tu próxima visita!

¡No enviamos spam! Subscribiéndote aceptas nuestra política de privacidad.